Las agresiones anĂ³nimo representan el 21%