De 2017 al 2018 disminuyeron un 61% las denuncias