La crisis de los medios impacta en la calidad de la labor periodística y en la libertad de expresión.